jueves, 25 de noviembre de 2010

Lápices para cómerselos






Introducir a los niños en el fantástico mundo del arte no siempre es fácil. La mayoría acaba devorando su propia obra antes de poderla colgar en una pared. Si bien es cierto que con las pinturas a base de agua y soja ya no hay peligro de toxicidad la alternativa que propone Luxirare es todavía más apetecible: ceras hechas a partir de almendras, sésamo, olivas y todo tipo de ingredientes. Previamente desecados, lo que mantiene sus nutrientes, estos lápices tienen doble función así que: a pintar!

2 comentarios:

Marta dijo...

¡Qué original! Me encanta la idea.

bambola dijo...

Sabes donde se pueden comprar?? esto es genial!!!! me encantó!!!
Gracias ;)